La Esfera de los Libros ha editado recientemente esta monumental biografía de Felipe IV escrita por un hispanista consagrado, Alfredo Alvar Ezquerra, autor de otras obras sobre el periodo como “El duque de Lerma: corrupción y desmoralización en la España del siglo XVII” o “Cervantes: genio y libertad”.

También hay una estupenda biografía de

Ficha técnica:

Lo que opinamos en Archivos de la Historia

La presente biografía parte de un intento de hacer justicia contra la percepción común sobre un personaje y una etapa de la historia de España. En ella se reivindica el papel de Felipe IV como hombre de Estado más allá de la imagen de “rey pasmado” popularizada por las novelas de Gonzalo Torrente Ballester y su adaptación cinematográfica. Este es a menudo recordado como un monarca frívolo y ausente, más preocupado por la vida licenciosa de la Corte, el arte y las mujeres, que abandonó el gobierno en manos de su valido. De esa forma, mientras que el Conde-Duque de Olivares ha tenido a Cánovas, Marañón y Elliot como sus principales biógrafos, se ha relegado en exceso a la propia personalidad del rey.

Según el autor, la lectura que se hizo de su reinado durante la Ilustración y el siglo XIX habría contribuido a crear una Leyenda Negra en torno a su figura, aminorando su trascendencia y tachándolo de “Austria menor”. Pese a todo, en vida Felipe IV recibió sobrenombres como “el Grande”, “el Rey Planeta” o “el Rey Sol”, no en vano era el monarca más poderoso del mundo, situado a la cabeza un imperio “panhemisférico y universal”.

Asimismo, su reinado, el más largo y posiblemente el más decisivo de todos los Austrias, ha sido eclipsado por una historiografía que centró su atención en las glorias de Carlos V y Felipe II. Con este libro, Alfredo Alvar Ezquerra trata de matizar el peso validaje de Olivares, ausente durante los últimos veintidós años del reinado. Al mismo tiempo trata de arrojar algo de luz sobre una personalidad marcada por una profunda conciencia religiosa, llamada a liderar una Monarquía Católica que iniciaba su decadencia, atormentado por la idea de que Dios castigaba a los vasallos por los pecados de su rey. Por último, cabe decir que es la crónica de un tiempo de grave crisis política, puesto que en España el Siglo de Oro de las artes y las letras coincide con pérdidas territoriales, rebeliones internas, una interminable guerra con Francia y la problemática cuestión sucesoria.

Entonces ¿lo recomendamos?

Sería un error por nuestra parte no recomendar esta excelente obra en la que el público general encontrará la perfecta obra iniciática para obtener una visión global de un reinado tan largo como turbulento, así como para profundizar en la personalidad del biografiado. Una lectura extensa y completa, aunque pedagógica y dotada de una narración ligera y amena. Por todo ello recomendamos su lectura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.