La editorial Siglo XXI ha publicado el texto iniciador de la teoría del sistema-mundo, un clásico consagrado que supuso una auténtica revolución historiográfica cuando apareció en 1974 de la mano del recientemente fallecido Immanuel Wallerstein. Se trata del primero de los tres volúmenes de una obra fundamental: El moderno sistema mundial I. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI, en la que esta problemática es abordada a partir de una interesante síntesis de las tesis braudelianas, el marxismo y la teoría de la dependencia.

Ficha técnica

  • Título: El moderno sistema mundial I. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI.
  • Autores: Immanuel Maurice Wallerstein (Escritor), Antonio Resines (Traductor)
  • Editorial: Siglo XXI.
  • Género: Historia Económica / Sociología Histórica / Historia de la Edad Moderna.
  • Nº de páginas: 640.
  • ISBN: 978-84-323-1839-9.
  • Año: 2016.
  • Página oficial de la editorial Siglo XXI.

Lo que opinamos en Archivos de la Historia

Como estudioso del fenómeno de la globalización y de la evolución del capitalismo histórico, Wallerstein se pregunta sobre la naturaleza del sistema internacional, particularmente sobre su estructura, lo que le diferencia de aquellos historiadores y sociólogos que por aquel entonces (en los años 70) todavía se centraban en el Estado o el individuo como principales sujetos de análisis.  El maestro de la sociología histórica realiza así una investigación minuciosa basada en la obra de historiadores afamados (como Postan, Chaunu, Bloch, Kosminsky, Lublisnkaya, Braudel, etc.).

Wallerstein sitúa la aparición de una economía mundial europea entre finales del siglo XV y principios del XVI. Pero la palabra “mundial” no debe entenderse en su obra como un sinónimo de “global”, sino que más bien hace referencia a un sistema social superior a cualquier unidad política de las ya existentes a las que comprendía: imperios, ciudades-estado o estados-nación. Este periodo es señalado como el iniciador de las condiciones primitivas que permitieron una nueva división del trabajo basada en el modo de producción capitalista. Sin embargo, la visión burguesa del mundo no se impone todavía, sino solo a partir de los siglos XVIII-XIX.

También se plantea la pregunta de si el surgimiento de la monarquía absoluta en Europa occidental paralelo a este proceso es una causa o una consecuencia del mismo. Para ello analiza la expansión comercial y el desarrollo de la agricultura capitalista, que aportaron la base económica necesaria para financiar las estructuras estatales burocráticas propias de la Edad Moderna. Muchas ciudades aspiraron a ser el centro de esta economía mundial europea, desde Sevilla hasta Ámsterdam, pero también se citan intentos de dominarla por vía imperial, como el de los Habsburgo bajo Carlos V.

Entonces, ¿Lo recomendamos?

A pesar de que ya han pasado casi cuatro décadas desde la publicación del primer volumen de Wallerstein, desde Archivos de la Historia no podemos sino animar al lector a hacerse con este clásico imprescindible de la historia social y económica. Una obra fundamental para entender el problema de la transición del feudalismo al capitalismo, la formación del Estado burgués y la lógica de su funcionamiento particular en la Europa de la Edad Moderna.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.