Athenaica Ediciones Universitarias ha publicado recientemente “Activistas, militantes y propagandistas. Biografías en los márgenes de la cultura republicana (1868-1978)”, una recopilación de una veintena de biografías en torno a personajes de los cuadros medios de los partidos republicanos. Estas biografías están escritas por diferentes autores que exploran los márgenes del republicanismo con otras culturas políticas, como el movimiento obrero, los nacionalismos o el feminismo.

Portada
Portada de “Activistas, militantes y propagandistas”

Ficha técnica

  • Titulo: Activistas, militantes y propagandistas. Biografías en los márgenes de la cultura republicana (1868-1978)
  • Autores (coords.): Eduardo Higueras Castañeda, Rubén Pérez Trujillano y Julián Vadillo Muñoz
  • Nº de páginas: 440
  • ISBN: 978-84-17325-19-0
  • Año: 2018
  • Puedes conseguirlo aquí

Lo que opinamos en Archivos de la Historia

El libro, que en su exterior continúa la línea sobria de la editorial, muestra en portada ilustraciones de algunos de los biografiados. Algunas de estas ilustraciones y otras muchas pueden encontrarse en el interior, mostrando la apariencia de los protagonistas de la obra. Son láminas elaboradas expresamente para ser incluidas en el libro, con un estilo homogéneo y bastante escueto que combinan con la sobriedad de la edición. Se trata de un libro de tapa blanda con buena calidad. Al final del libro se incluye una amplia bibliografía aportada por los propios autores en cada uno de los capítulos.

La obra abarca prácticamente una veintena de biografías de personajes relevantes en la cultura republicana. Sin embargo, lejos de poner sus miras sobre los grandes líderes, lo hace sobre los cuadros medios e inferiores del republicanismo, sobre las bases sociales de este. La obra consigue no solo rescatar a estas figuras del olvido, sino iluminar las bases de los partidos republicanos, abandonadas por una historia tradicionalmente hecha desde arriba. Por tanto,  sirve para desentrañar las dinámicas políticas más allá de las élites. También destaca la importancia de las zonas fronterizas que median entre unas culturas republicanas y otras.

Es necesario tener en cuenta que, en un arco temporal como el que abarca la obra, en el que el propio concepto de partido político está experimentando cambios sustanciales, las zonas de contacto entre ellos tienen un peso relevante. Culturas políticas como el movimiento obrero, en todas sus vertientes, están apenas fraguándose en estos momentos mientras viejas formaciones, asociadas más a la España isabelina oligárquica, están muriendo. Es un momento de cambio, en el que los partidos de notables propios del tercio central del siglo XIX están desapareciendo paulatinamente en la medida en la que aparecen los partidos de masas. De hecho, el germen del republicanismo se instala, precisamente, a medio camino entre los partidos de notables propios de la época isabelina y los nuevos partidos de masas.

La obra, por tanto, derriba la imagen arquetípica de los partidos políticos concebidos como cajones estancos y perfectamente delimitados mediante una taxonomía excesivamente rígida. Se trata de personas que ejercieron la doble militancia, combinando republicanismo con otras filiaciones políticas, en muchos casos el obrerismo. Figuras consideradas tradicionalmente menos representativas pero que, de algún modo, rompen los esquemas establecidos en torno a las culturas políticas contemporáneas.

Dichos esquemas resultan necesarios para poner sobre la mesa un mapa político desentrañable, pero que no debe entenderse como un conjunto de elementos perfectamente delimitados. La propia obra viene a demostrar cómo esas fronteras fueron borrosas para muchos de los historiados, que se movieron en las zonas de contacto entre diferentes ideologías.

La lectura de la obra es bastante fluida, siendo esta bastante extensa. La elección del género biográfico es arriesgada y los propios coordinadores dedican el primer capítulo del libro a explicar el porqué de dicha elección. En este primer capítulo introductorio se hace hincapié en la renovación del género biográfico, ante la necesidad de encontrar los puntos de intersección entre lo individual y lo colectivo.

Al tratarse de una obra colectiva, pueden encontrarse en ella tantos estilos como autores escriben, desde un tono más científico a uno más divulgativo. Cada biografiado cuenta con su propio capítulo, estando estos ordenados cronológicamente, lo que esquematiza la información de una forma muy clara y permite seguir una línea temporal de manera sencilla.

Entonces, ¿lo recomendamos?

El republicanismo ha hecho correr ríos de tinta en la historia de España. Sin embargo, recomendamos obras como “Activistas, militantes y propagandistas” porque ofrecen una visión renovada del republicanismo, alejada de las visiones tradicionales. La obra permite al lector conocer la realidad del republicanismo y, sobre todo, de los hombres y mujeres que vivieron bajo las ideas, deshaciendo viejos mitos anudados en torno a la cultura republicana

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.