La historia es bastante caprichosa y a veces la vida también. La muerte ha cambiado el rumbo de los acontecimientos en una gran cantidad de ocasiones. En este artículo vamos a hacer un repaso por esos personajes históricos que no tuvieron especial suerte con los hados y que acabaron teniendo un final trágico, pero también cómico como Tycho Brahe o Adriano VI. Pero, de ellos hablaremos en otra entrega, pues ahora nos vamos a centrar en hablar de la Antigüedad.

Evidentemente, como siempre que os hablamos de estas épocas os advertimos que lo que nos cuentan las fuentes clásicas hay que cogerlo con pinzas. Sin embargo, esto es lo que nos han legado.

Mitrídates, el asesino del rey.

Batalla de Cunaxa

A finales del siglo V a.C., Persia se encontraba en una situación de guerra civil bastante peliaguda en la que colaboraron distintos ejércitos, como los mercenarios griegos conocidos como “los Diez Mil”. Esta guerra enfrentaba a Artajerjes II con su hermano, Ciro el Joven, que quería usurpar el trono y quedárselo para él por lo que se había nombrado rey a sí mismo. Ambos ejércitos se encontraron en Cunaxa y Artajerjes derrotó a su hermano conservando así el trono para él. Ciro falleció en la batalla a manos de un joven soldado llamado Mitrídates, algo que no hizo ninguna gracia al rey persa que le condenó a muerte por escafismo.

Esta dolorosa sentencia de muerte básicamente consistía en colocar a una víctima en un recipiente con cinco agujeros por donde sacaba las extremidades. Luego se untaba su cuerpo en miel y leche y le daba a comer de esta en mal estado, para que sufriera de diarrea. Esta “explosiva” combinación atraía a todo tipo de insectos que empezaban a anidar dentro de su ano y otros orificios para que las larvas de éstos se alimentaran de él. La víctima tardaba largos días en morir deshidratada mientras los bichos se daban un festín con él.

Se dice que Mitrídates sobrevivió durante diecisiete días a esta terrible tortura.

Esquilo, o la desgracia de ser calvo.

Esquilo, dramaturgo

Quizás muchos no conozcan a este personaje histórico, dramaturgo y uno de los padres de la tragedia griega. A pesar de ello su vida es realmente interesante, como militar luchó en las Guerras Médicas donde fue partícipe de la batalla de Platea, Salamina y Maratón. También viajó a lo largo y ancho de todo el Mediterráneo, compartiendo mesa con el tirano de Siracusa, Hierón. Presenció como surgía la democracia en Atenas y todo ello lo recogió en sus obras, que están inspiradas en muchas de sus vivencias y reflejan con hermosura estos eventos.

Pero trágico iba a ser también su final. Según Hermipo de Esmirna, los oráculos habían predicho que moriría cuando una casa cayera encima suya. Por miedo a esto, se fue a las afueras de la ciudad, donde mientras paseaba se rompió el cráneo de la forma más extraña posible. Un águila o un quebrantahuesos había cazado una tortuga, y buscaba un lugar donde romper el caparazón para poder pegarse un buen banquete. Estos animales tienen buena vista, pero parece ser que juzgó que la calva de Esquilo sería lo suficientemente fuerte, ya que lo estrelló contra él.

No sabemos si con ello consiguió comerse a la tortuga, lo que tenemos claro es que el pobre dramaturgo no sobrevivió al coscorrón para contarlo.

Heráclito, envuelto en un montón de caca.

Heráclito de Éfeso

Heráclito de Éfeso es uno de los filósofos pre-socráticos más tratados, sobre todo en el ámbito de la educación y más concretamente en el bachillerato. En las aulas nos hablaron de que para él, el arjé de la physis era el fuego, o su máxima más enigmática, panta rei, todo fluye.

Sin embargo, no nos hablaron de lo escabrosa que fue su muerte. Heráclito de Éfeso sufría de edemas, razón por la que consultó a varios físicos griegos para ver si alguno le encontraba alguna solución, pero claro, ninguno supo que hacer. Así que el les comentó que iba a extraer la humedad de su cuerpo. Como es normal, los médicos se quedaron con cara de “qué me estás contando” mientras veían como se marchaba tan feliz.

Para el filósofo heleno, extraer la humedad de su cuerpo pasaba por untar su cuerpo de heces de vaca o de buey en medio del campo. Pero aquí no llega lo extraño, sino que según los datos que nos han llegado de aquella época, una manada de perros hambrientos se vieron seducidos por el olor que expulsaba el pobre y fue devorado sin piedad por ellos.

Agripina la menor, ¿a la cuarta va la vencida?

LA MUERTE DE AGRIPINA, MADRE DE NERÓN. BLOG IMPERIO ROMANO DE XAVIER VALDERAS. AGRIPINA LA MENOR. EMPERADOR NERÓN (2).jpg

Agripina la menor, también conocida como Agripina a secas. Estaba emparentada prácticamente con toda la familia imperial, lo que incluye ser la prima y mujer de Claudio, la hermana de Calígula y por lo tanto la hija del gran Germánico.

Tras la muerte de Claudio en circunstancias más que sospechosas, le sustituyó el hijo de Agripina, Nerón Claudio Julio César Augusto Germánico, o más comunmente, Nerón. Este curioso emperador tuvo una vida bohemia y artística. Destaca por obligar a toda la ciudad a ver sus representaciones interminables – por las cuales algunos fingían morirse para evitarlas, o incluso saltar los muros de la ciudad jugándose un buen golpazo -, también se le achaca el enorme incendio de Roma, muerto que el echó a los cristianos. No se sabe muy bien, aun así, los incendios en la Ciudad Eterna no eran precisamente algo poco común.

Pero, hablando de muertos, hoy no vamos a hablar de él, sino de su madre, a la que intentó asesinar en un sin fin de ocasiones. Parece que estaba bastante harto de que su señora madre metiera las narices en las tareas de gobierno, en cambio, cuando alcanzó la púrpura parece que estaban realmente unidos, pues fue el mismo quien le dio un poder muy amplio. Al fin y al cabo, fue ella quien posiblemente asesinó a Claudio para que su hijo tomara el poder.

Más tarde le quitó todos los poderes, porque no tenía las cosas muy claras y fue expulsada de palacio. Ahí empezaron los problemas, pues mandaba legionarios a su casa a que la insultaran y cosas así por el estilo. Todo muy maduro, claro, pero no se quedó aquí, ya que decidió que tenía que matarla. Para ello intentó envenenarla hasta tres veces, pero a ella solo le daba un ligero dolor de estómago. Viendo que esto fracasaba ideó un método perfecto de empalamiento mientras la “buena” mujer dormía. Tampoco terminó de cuajar la idea, y Agripina estaba empezando a cabrearse bastante con su hijo.

Sin embargo, recibió una carta de reconciliación para ir a una fiesta en un barco. Ella, encantada con la idea de volver a la normalidad con la criatura a la que dio luz, decidió aceptar. Realmente, Nerón lo que había inventado era hundir la nave en la que iba Agripina. Esta, abrazándose una vez más a la vida, nadó hacia la orilla y consiguió salvarse.

El emperador estaba un poco harto del tema, así que directamente mandó matarla de la manera más clásica, apuñalándola. Esta vez si tuvo éxito en su empresa. Agripina había muerto después de desvivirse en cuerpo y alma por su hijo durante toda su vida. Esto muestra el carácter voluble del miembro de la dinastía Julio-Claudia, pero también es un ejemplo perfecto para comprender como funcionaban las cosas en una familia imperial que estaba corrupta hasta la médula y en la cual, este tipo de prácticas eran una constante.

Después de esto, Nerón se deprimió.

Qin Shi Huang buscando la vida eterna

Guerreros de Terracota

Conocido emperador de la dinastía Qin, fue famoso por llevar a cabo obras ciclópeas como la construcción de los enigmáticos Guerreros de Terracota. Durante la etapa final de su reinado se empezó a preocupar por alguna razón con la vida eterna. Se convirtió en una obsesión, sobre todo cuando un meteorito cayó en un pequeño pueblo del río Amarillo con una profecía que decía que el primer emperador moriría y la tierra quedaría dividida para siempre. Le aterró tanto que mandó quemar la aldea, matar a todos y pulverizar la humeante roca.

Empezó a trabajar con sus alquimistas para encontrar una solución que le llevara a la vida eterna. Encontró, como muchos hoy en día, la solución en la medicina alternativa, ya que estos “científicos” le ordenaron que consumiera unas píldoras de mercurio, que evidentemente, le llevaron a la muerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.