Inicio Historia Contemporánea «Modernícese, tío»: Los Simpsons y la contracultura

«Modernícese, tío»: Los Simpsons y la contracultura

Temporadas 6-10

2

Tras analizar las cinco primeras temporadas de Los Simpsons y descubrir todas las referencias contraculturales que albergaban sus episodios, en este artículo continuamos con este análisis. Esta vez, con otras cinco temporadas de Los Simpsons. Las referencias hacia la Generación Beat, el movimiento hippie, el feminista o el punk continúan siendo características de muchos de los episodios. De esta forma, la cultura popular y la contracultura de la década de 1960, muchas veces separadas por una fina línea, se esconden entre las aventuras de los Simpsons.

En este artículo buscaremos las referencias desde la sexta temporada, comenzada en 1994, hasta la décima temporada, que finaliza en 1999. Por lo tanto, esta es la continuación de «Bebé a bordo»: Los Simpsons y la contracultura, que comprende las cinco primeras temporadas de la serie. Con la décima temporada acabamos con la década de los noventa y comenzamos el siglo XXI. Pero, a pesar de la diferencia cronológica con la década de los sesenta, siguen existiendo numerosas referencias.

Temporada 6: la era del rock psicodélico en Los Simpsons

En el artículo anterior ya destacábamos las numerosas referencias hacia los Beatles en Los Simpsons y, como podemos observar, esta temporada comienza fuerte. Ya en el 6×01: Bart de Oscuridad, en un día de asfixiante calor, unos Beatles de cera aparecen derretidos en una escena que, según el guía del museo, representaba a la banda en su aparición en el programa de Ed Sullivan. Ésta fue la primera vez que los británicos cruzaban el charco y tocaban en Norteamérica.

Sin embargo, la escena más popular de este capítulo (y una de las más célebres de los Simpsons) es la de un hippie cantando con una guitarra frente a un comercio. Los hippies tuvieron una estética característica. Según algunos autores «unos adoptan el estilo mendicante […] y van casi desnudos; […] otros exhiben el gasto oriental o llevan saris» (Labin, 1970: 26-27), rasgos que se observan en el que aparece en este capítulo.

Krusty anuncia también que se va de vacaciones y, en su lugar, pondrán clásicos del programa, como uno emitido en 1961. No obstante, la década de los sesenta supuso un boom económico en que que todos los estadounidenses tenían un televisor en casa. Así lo reflejan Los Simpsons. La revista MAD aparece de nuevo, esta vez en manos del mismísimo Bart.

Ahora, el símbolo de la paz ya no solo se usa para rememorar la década de los sesenta o el movimiento hippie, sino también el movimiento feminista. En el capítulo 6×09: Homer, hombre malo, éste es acusado de acosar sexualmente a la niñera. Una de las manifestantes contra Homer lleva pendientes con este símbolo de uso tan recurrente en la serie.

6×09: Homer, hombre malo
Los Simpsons
6×10: El abuelo contra la impotencia sexual

En el capítulo 6×10: El abuelo contra la impotencia sexual se vuelve a utilizar este símbolo en una película que Homer está viendo en televisión. Por si el pelo largo, la vestimenta, el Volkswagen Beetle, la ciudad de San Francisco y la estética psicodélica no fueran suficientes para identificar la escena, el coche tiene pintado el símbolo en colores llamativos. No obstante, los hippies vieron la luz en San Francisco (Labin, 1970: 25). La ciudad (y el estado de California en general) fueron un hervidero en el que surgieron y convivieron, de la mano de los movimientos contraculturales, cientos de propuestas musicales dentro del rock (Guillén y Puente, 2007: 46). La tradición aperturista de San Francisco había comenzado ya en el siglo XIX, y los Simpsons se hicieron eco de su ambiente.

«Desde su construcción […] San Francisco […] fue una ciudad abierta en la que los comportamientos considerados desviados o escandalosos conforme a las normas del siglo XIX no solo eran tolerados, sino a menudo incluso admirados. […] La ciudad se convierte, desde finales del XIX, «en el primer enclave de la bohemia del país». Aquí se encuentran artistas, pintores, novelistas, actores…» (Gaillard, 2010: 40-41).

En la escena en la que Marge y Homer buscan libros para el matrimonio e intentan disimular frente a sus hijos sobre los libros que consultan también hay un curioso guiño a los sesenta. El libro que coge el matrimonio formado por los Simpsons de forma aleatoria para que Bart y Lisa no les vean ojeando el Kamasutra es del famoso fotógrafo Robert Mapplethorpe. Su obra se caracterizó por el alto contenido sexual, llegado a ser considerado pornográfico. John F. Kennedy también aparece dando uno de sus discursos por la televisión y el pequeño Homer diciéndole a su madre: «¿Sabes quien soy? El presidente Kennedy».

Pero la música siempre ha sido clave a lo largo de la serie. En esta temporada, las referencias musicales -no solo a a los Beatles- también están presentes en los Simpsons. Esta vez, vienen de la mano de Marge. En el 6×11: Miedo a volar, Marge hace memoria sobre su primer día de colegio en el psicólogo. En el autobús escolar lleva una sandwichera de The Monkees y es criticada por otra niña a la que no le gustaba la banda. Tras esta confesión, su psicóloga le dice: «Lo importante de los Monkees eran sus letras, Marge. ¡Hablaban de rebelión, y de levantamiento social y político!». El rock psicodélico fue el principal valedor de la contracultura hippie, el canto de libertad ante el anquilosado panorama musical de principios de los años 60 (Guillén y Puente, 2007: 18).

Los Simpsons
6×11: Miedo a volar

La sexta temporada finaliza de nuevo con Marge y otra referencia musical. En el 6×23: Springfield Connection, la matriarca de la familia Simpson se une al cuerpo de policía y, cuando finaliza su adiestramiento, aparece con una camiseta del mítico Hard Rock Café. Este café es famoso por ser, a la par que restaurante, museo de objetos y prendas utilizados por estrellas de la música. En cualquiera de los locales distribuidos alrededor del mundo, podremos ver guitarras firmadas, atuendos utilizados por diversos personajes o incluso discos.

Los Simpsons
6×23: Springfield Connection

Temporada 7: activismo radical, hippies y yippies

La séptima temporada no empieza con referencias demasiado claras. Quizá podemos relacionar a Radiactivo-man con la llamativa película de Batman de 1966.

Los Simpsons
7×02: Radiactivo-man

Esta olvidada película volvió al recuerdo gracias al característico baile protagonizado por el superhéroe. En el 7×02: Radiactivo-man, el héroe y su ayudante, el Niño Fusión, protagonizan una escena de lucha y, posteriormente, una de baile, al igual que en la película de Batman. La música de la escena también es muy similar.

Los Beatles, siempre protagonistas, aparecen en el 7×05: Lisa, la vegetariana, pero representados únicamente por Paul McCartney y su mujer, Linda. La pareja es vegetariana, al igual que Lisa a partir de este episodio. Curiosamente, existe la leyenda de que las canciones de los Beatles escuchadas al revés tenían mensajes ocultos. Aquí, McCartney dice: «Linda y yo apoyamos los derechos de los animales. Es más, si pones «Maybe I’m Amazed» al revés, oirás una estupenda receta para preparar una sopa». Esta canción es, además, la que suena al final del episodio.

Los Simpsons
7×05: Lisa, la vegetariana

Pero el gran episodio de esta temporada es, sin duda, el 7×08: Madre Simpson. La madre de Homer, a la que se creía muerta, aparece en este episodio por primera vez. Cuando le preguntan el por qué huye de la policía dice: «Comenzó esta historia en los años sesenta…». En el flashback, el cuarto del bebé Homer tiene un símbolo de la paz, al igual que en su cuarto de adolescente de otros capítulos. La señora Simpson se enamora de un jugador que ve en la tele al ritmo de «Sunshine of your love» (1967) de Cream. De fondo, aparece una estética psicodélica.

Mona Simpson, para huir de su vida como ama de casa, acabó en la Universidad y participando en protestas radicales dentro del movimiento hippie. Sus camaradas tenían pelo largo, gafas redondas y pañuelos en el pelo. Este grupo boicotea un laboratorio mientras suena «All Along The Watchtower» (1968) de Jimi Hendrix.

Por esta forma de ser, acaba llevándose con Lisa mejor que con ningún otro miembro de la familia. Ya hemos visto que Lisa tiene actitudes beat y hippie a lo largo de la serie. Tiñen a mano camisetas de colores de estética psicodélica y Bart se la pone y dice: «¡Mírame abuela, soy un hippie!» mientras se revuelve el pelo y continua: «¡Paz, alucine, bombardead Vietnam, Nixon presidente, arriba la gente!». Mona Simpson les dice entonces: «Me encanta ver que el espíritu de los sesenta sigue adelante en vosotros los niños» mientras Maggie baila pintada con símbolos de la paz muy al estilo psicodélico o, como se diría en España, ye-yé. La madre de Homer acaba dejando el episodio escapando en una autocaravana pintada de colores para huir del señor Burns.

Los Simpsons
7×08: Madre Simpson

En el 7×12: Equipo Homer, la revista MAD aparece en varias ocasiones. Esta vez la llaman por su nombre, a diferencia de en otros capítulos en los que solo aparecía de forma fugaz o como una referencia no explícita. Skinner vuelve a recordar los horrores de Vietnam. En este mismo capítulo implantan uniformes en el colegio y, gracias a la lluvia, se vuelven de colores arco iris con un desteñido (conocido como estampado tie dye) muy parecido al de las camisetas de la señora Simpson del 7×08.

El símbolo de la paz vuelve a aparecer en la tienda de cómics en el 7×18: El día que murió la violencia por el 75 aniversario de Rasca y Pica. Se muestra de nuevo en el 7×21: 22 cortometrajes sobre Springfield. Es un tópico de lo hippie que la serie utiliza de manera muy recurrente.

7×18: El día que murió la violencia

En el 7×18 acaban sustituyendo Rasca y Pica por otros dibujos animados. En ellos aparece un hippie quemando una bandera de Estados Unidos y luego la policía anti-disturbios apaleándole. Este individuo tiene un gran parecido a Abbie Hoffman, un activista radical de los años sesenta y setenta fundador del Youth International Party, conocidos comúnmente como yippies. Eran hippies politizados de forma radical. Uno de los actos más conocidos de este grupo fue la protesta de la Convención Demócrata de 1968 en Chicago.

«Los yippies no desperdiciaron la ocasión de actuar ante semejante público y, entre otras cosas, amenazaron con verter LSD en el suministro de agua de Chicago (Vinen, 2018: 155)».

Abbie Hoffman

Otra graciosa referencia al movimiento hippie aparece en el 7×20: Bart en la carretera, cuando Bart conduce con sus amigos por todo el país y deciden llevar a un hippie. El nombre de este capítulo, además, puede hacer referencia a la obra del escritor de la Generación Beat Jack Kerouac, On the road (1957). No obstante, el título del capítulo en su versión original es Bart on the road. Otra clara referencia beat de este capítulo la encontramos cuando Bart y sus amigos van a ver al cine la película de Naked Lunch (1991). Esta película está basada en el libro homónimo, El almuerzo desnudo (1959), de William S. Burroughs. En una de las últimas escenas, Milhouse le dice a Bart: «Bart, ¿recogemos a ese autoestopista?», pero en la versión latina dice: «Bart, ¿podemos levantar a ese hippie?».

Homer sigue demostrando su buen gusto musical en el 7×24: Homerpalooza. En este episodio, los niños se quejan del gusto musical de su padre. Cuando éste va a la tienda de discos, sus grupos favoritos están clasificados en antiguos y recuerda que prometió «rockanrolear siempre». Aquí se vuelve a ver su cuarto de adolescente, con el símbolo de la paz y pósters de Led Zeppelin o Pink Floyd.

Para demostrar que sigue «en la onda» decide comprar entradas para el Hullabalooza, inspirado en el verdadero festival de música estadounidense conocido como Lollapalooza.

Los Simpsons
7×24: Homerpalooza

Este festival es conocido por ofrecer actuaciones de bandas de rock alternativo, indie y punk rock. Cuando Homer llega con sus hijos, Lisa hace referencia a otro festival famoso: «Esto es como Woodstock, solo que con publicidad por todas partes y miles de guardias de seguridad». A este festival también acuden espectadores con estética hippie y símbolos de la paz y de nuevo se referencia a Pink Floyd. De hecho, Otto y Jimbo están bajo el efecto de las drogas durante una de las actuaciones.

El último capítulo de la temporada es otro bien conocido por todos, el 7×25: Verano de metro y medio. Este icónico episodio nos muestra a una Lisa amargada por no tener amigos. Esto la lleva a decidir cambiar durante el verano. Su cambio de imagen es una gorra ladeada, gafas de sol y una camiseta teñida. Una de sus nuevas amigas también usa el símbolo hippie como hebilla del cinturón. Lisa representa la evolución beat en el movimiento hippie. En la primera temporada, vemos a una Lisa cuya forma de ser es similar al de este grupo, pero con el paso de los capítulos, ésta va adoptando ideales más «hippies», como puede ser el ecologismo, el pacifismo o el vegetarianismo.

Los Simpsons
7×25: Verano de metro y medio

Temporada 8: Los Simpsons, bohemios y vanguardia

Los Beatles vuelven a ser la primera referencia contracultural de esta temporada en el 8×05: Bart al anochecer. La típica escena de la intro de la serie donde la familia se sienta en el sofá del salón es modificada y aparecen como en el disco de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de 1967. Como se explicó en el artículo anterior de las temporadas 1-5, este álbum fue el primero de estética psicodélica y con el que se relacionó a los británicos por primera vez con el LSD. En este capítulo de Los Simpsons, vuelve a aparecer Martha Quimby vestida a lo Jacqueline Kennedy.

Los Simpsons
8×05: Bart al anochecer

En el 8×08: Huracán Neddy, aparecen los padres de Flanders. Continúan con su estética bohemia y en contra de la disciplina de su hijo. El padre de Ned afirma: «¡No creemos en normas! Nosotros renunciamos a ellas cuando empezamos a vivir como excéntricos beatniks«. En temporadas anteriores sabíamos que eran bohemios, pero esta es la primera vez que se identifican directamente con la Generación Beat.

«Hacia 1960, el interés mediático por la moda beatnik había remitido, pero aumentaba el número de jóvenes que elegían un estilo de vida bohemio. […] Los escritores beat apelaban a los americanos, y en especial a los jóvenes, a reconstruirse interiormente para reconstruir la sociedad». (Rorabaugh, 2002: 222-225).

8×08: Huracán Neddy

La octava temporada también usa el símbolo hippie como accesorio, esta vez de los setenta y la música disco en el 8×10: Expediente Springfield. Podemos ver a un Carl afro, con colgante y chaleco hippie, pantalón de campana y plataformas. Hay pequeñas referencias a la década de los sesenta pero con poco significado.

El 8×13: Simpsoncalifragilisticoespialid… ¡OH! so es una parodia de la película de Mary Poppins, de 1965. En el 8×14: El show de Rasca, Pica y Poochie se habla de hitos importantes del pasado, como cuando el hombre llegó a la luna en 1969. Pero volviendo al tema musical, en el 8×15: Homer-fobia, aparece por primera vez un póster del grupo de rock alternativo The Velvet Underground en una tienda de empeños y de objetos retro.

Los Simpsons
8×15: Homer-fobia

La música de la Invasión Británica, como hemos ido viendo, no es solo representada a través de los Beatles. En el 8×20: El motín canino, Bart le regala a Marge una sartén con radio. La canción que suena es «You really got me» (1964) de The Kinks.

El movimiento hippie sigue presente en esta temporada, aunque no con la misma fuerza que en las anteriores. Esta vez en el 8×21: El viejo y Lisa, aparece un hombre de aspecto hippie, con camiseta tie dye que le dice a Skinner algunas de las frases más icónicas de la serie: «¡Simplifique, tío!». Más adelante, el señor Burns y Lisa vuelven a encontrarse con este individuo y el señor Burns dice: «¡Mi primer dólar! Gracias a ti, Lisa, y a nuestro amigo fumador de hierba. ¡Hasta más ver, granujilla!». A esto, esta vez el hippie contesta: «Oiga, está claro que vive en el pasado. ¡Modernícese tío!«.

Los Simpsons
8×21: El viejo y Lisa

Para terminar esta temporada, en el 8×25: La guerra secreta de Lisa Simpson, los estudiantes del colegio de primaria visitan el museo de la policía. El jefe de policía Wiggum dice: «Encomendaos a vuestro Dios antes de contemplar esta orgía hippie de marihuana. Mientras Johnny Wallfair toca rock ácido en una guitarra robada, a su chica se le ocurre otra pillería» y señala las figuras de ambos hippies. En este episodio también les ponen a los niños un vídeo antiguo que asegura que en 1964, el hombre ya tendría colonias en la luna. Para los hippies, el misticismo y la droga eran elevados a la altura de una nueva religión (Labin, 1970: 6).

Los Simpsons
8×25: La guerra secreta de Lisa Simpson

Temporada 9: peor hippie que comunista

La novena temporada comienza con Bart visitando las oficinas de la revista MAD en Nueva York en el 9×01: La ciudad de Nueva York contra Homer Simpson y referencias a Vietnam en el aniversario de Skinner en el 9×02: El director y el pillo. Los hippies vuelven a ser mencionados en el 9×04: El saxo de Lisa mediante un anuncio de zumos por televisión. En el 9×05: Especial de Halloween de Los Simpson VIII Bart encuentra unos pantalones psicodélicos o podemos ver un póster de Def Leppard en el 9×12: Bart en la feria.

Pese a que esta temporada está falta de «contracultura» como tal, no lo está de referencias al contexto cultural y sociopolítico de las décadas anteriores. En el 9×19: La marea Simpson, Homer es acusado de robar un submarino. Posteriormente es acusado de ser comunista en las noticias. En la Plaza Roja de Moscú, se cambia la bandera con el símbolo hippie por la bandera comunista, desvelando que la Unión Soviética nunca se había disuelto.

9×19: La marea Simpson

Temporada 10: Los Simpsons Pranksters

El póster de Def Leppard vuelve a ser recurrente en el 10×03: Bart, la madre. Sin embargo, el verdadero episodio clave de la décima temporada es el 10×6: ¡Oh! En el viento, donde la madre de Homer vuelve a ser tema de conversación. Aquí, Homer no sabe cual es su segundo nombre, tan solo que empieza por «J». Abe Simpson le responde que le pregunte a su madre, Homer le dice: «Pero no se lo puedo preguntar. Está huyendo de la justicia» y, ante esto, el abuelo contesta: «Le está bien empleado por una radical de los sesenta».

Para descubrir el nombre, van a una granja naturista que, según Abe: «Esta es la comuna hippie a la que se fugó tu madre». Los de la granja, al ver a Abe le dicen: «Tío, no nos veíamos desde Woodstock» y Homer se soprende de la asistencia de su padre al festival. Abe afirma: «Tu madre nos arrastró a los dos hasta aquella orgía dejada de la mano de Dios» y comienza el flashback, con icónicas imágenes del festival y el pequeño Homer diciendo querer ser un hippie.

Desde que descubre su nombre completo, Homer Jay Simpson, pintado en un mural psicodélico, decide continuar el legado hippie de su madre y comportarse como tal. «Te has vuelto contracultural», le dice uno de los dueños de la granja al verle de nuevo y éste pinta el coche con mensajes de amor. Junto con los dueños, comienzan a gastar bromas a los habitantes de Springfield con locos sombreros, recordándonos así a los Merry Pranksters de Ken Kesey.

Los Simpsons
10×06: ¡Oh! En el viento

La música es fundamental de nuevo en Los Simpsons y suena «Time Of The Season» (1964) de The Zombies mientras Homer recoge la cosecha. También «White Rabbit» (1967) de los Jefferson Airplane cuando se entera de que los zumos contenían LSD. Los Merry Pranksters, en sus viajes de carretera, guardaban el LSD en zumos, con lo que es otra posible referencia al grupo de bromistas. No obstante, la psicodelia estética de lo hippie entroncaba directamente con el consumo de sustancias como el LSD (dietilamina del ácido lisérgico), la marihuana, el hachís o la psilocinina o, como se la conoce popularmente, ácidos, una sustancia procedente de un hongo, al igual que el LSD (Guillén y puente, 2007: 20-21).

La última referencia es a la famosa foto de un chico metiendo margaritas en los fusiles de la policía durante una manifestación. Homer hace lo mismo al final de este capítulo.

Fotografía de Marc Riboud, tomada durante 1967 en Washington, en una manifestación contra la guerra de Vietnam
Fotografía de Marc Riboud, en una manifestación contra la guerra de Vietnam (1967, Washington)

Para terminar, la última referencia es la del episodio 10×21: Monty no puede comprar mi amor. El título en inglés es «Mont can’t buy me love», igual que la canción de los Beatles «Can’t Buy Me Love» (1966) que dice «Money can’t buy me love».

Después de haber realizado el análisis de las temporadas 6-10 de los Simpsons, vemos que, a diferencia de las cinco primeras, ahora las referencias a la contracultura están un poco más politizadas. Van más allá de lo estético y musical. Ya no solo aparecen hippies, feministas o música psicodélica, sino que uno de sus protagonistas, Homer, están más vinculados a estos elementos. Mona Simpson se volvió hippie, participó en grupos de protesta radicales, llevó al Homer niño al mismísimo Woodstock y acabó abandonándole yendo a una comuna hippie a vivir. Lisa ya no es la rara de la familia y se siente identificada con el carácter inconformista de su abuela.

La contracultura no es un recurso más, sino que está directamente relacionado con la construcción de todos los personajes principales de los Simpsons. De esta forma, la mayoría de los adultos cuya juventud ha transcurrido durante la década de los sesenta, están profundamente marcados por ella. Los jóvenes, aunque utilicen muchas veces esta «cultura de la contracultura» como moda, siguen vinculada a ella por sus mayores. Pero hay que tener en cuenta que estamos en la décima temporada, por lo que quedan muchas otras temporadas que analizar.

Bibliografía

GAILLARD, Alice: Los Diggers. Revolución y contracultura en San Francisco (1966-1968), Logroño, Pepitas de calabaza ed., 2010.

GUILLÉN, Sergio y PUENTE, Andrés: Psicodelia americana. El sonido de la contracultura, Lleida, Editorial Milenio, 2007.

LABIN, Suzanne: Hippies, drogas y sexo, Barcelona, Círculo de Lectores S. A., 1970.

LOS SIMPSONS: Tempordas 6-10 (1994 – 1999).

VIVEN, Richard: 1968. El año en que el mundo pudo cambiar, Barcelona, Crítica, 2018.

2 COMENTARIOS

  1. Comentario: Excelentes artículos, tanto la parte uno como la dos, es muy bueno también el que dejes fuentes al final para aquellos que quieran profundizar en el tema, en lo personal de aquí saque uno o dos libros para mi lista de próximas lecturas. Ahora, estos movimientos contraculturales de a partir de los sesenta como bien dices dejaron profundas huellas en las generaciones de la época, ahora legada a las posteriores pero utilizadas bajo el ideal del consumo (el proceso de cómo sucedió esto puede estudiarse un poco más con el documental: El siglo del yo de Adam Curtís) . Saludos, estaré atento a las próximas entregas de estos artículos, nos leemos.

    • ¡Muchas gracias por el comentario! Me apunto el documental y si quieres estudiar cómo la contracultura acaba siendo explotada por el sistema capitalista te recomiendo «Rebelarse vende» (2005) de Joseph Heath y Andrew Potter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies