Top 5: Armas usadas por samuráis.

Volvemos a Japón, pero esta vez no para hablaros de su cultura (propiamente dicho, aunque sí influye en ella) o sus conflictos políticos. Esta vez os traigo una pequeña recopilación de armas que sustentaron el ejército japonés y la importancia que tienen. Obviamente al hablar de Japón se nos viene a la cabeza el típico samurái vagabundo que lleva consigo una katana y se enfrenta a todo tipo de situaciones con mente fría sin arrugarse ante el miedo. Pero antes de la llegada de ese samurái clásico, los guerreros nipones pasaron por muchos tipos de armas e incluso durante el Sengoku Jidai cada samurái se especializaba en un estilo de lucha y manejo de armas.

Yumi

Antes de que el samurái con katana y armadura de placas que nos viene a la cabeza se convirtiese en el ejemplo y el estándar de guerrero nipón, los samuráis eran diestros en el manejo del arco. Aún incluso cuando la espada era el arma por antonomasia del samurái, muchos de ellos se entrenaban en el centenario arte del kyudo.

59255e5c93ae8f3452986215b41d8339-real-samurai-samurai-armor
Samurái posando junto a su Yumi.

Por tanto entramos en el arte marcial que engloba el uso del arco (Kyudo), arma más conocida en Japón como Yumi. Estas armas fueron el terror de los ejércitos nipones y una de las más mortíferas del campo de batalla.

El Yumi fue el arma principal en la etapa previa al orden samurái (1185), el arco y las flechas durante aquella época era el arma con mayor potencial y de un uso mucho más extendido. Además, hay que añadir, que los estilos de combate llevados a cabo durante las etapas más tempranas de la cultura nipona eran mucho más honorables y singulares. Ya que la gran mayoría de batallas se llevaban a cabo de forma individual o en pequeños grupos de guerreros montados a caballo armados con arco y flechas.

No fue hasta la invasión mongola (1274-1281) cuando Japón se vio abrumado ante su enemigo y cambió su forma de combatir hasta que llegamos a la época del Sengoku Jidai.

El Yumi es un arco poco común, hablando dentro de estándares europeos, se caracteriza por ser un arco de grandes proporciones y asimétrico. Su longitud media es de 220cm y su máxima altura se encuentra en la pala superior, mientras que la pala inferior se encuentra recortada, se cree que para mayor movilidad y uso al cabalgar. Los guerreros que manejaban estas armas son conocidos kyudokas ya que son maestros del kyudo, arte marcial que engloba el arco tradicional japonés, en el cual aún a día de hoy se práctica y se llevan a cabo competiciones. Podemos encontrar dos variaciones importantes dentro del propio Yumi; el arco largo, conocido como daikyu, un arco utilizado sobretodo por la infantería por su gran tamaño, aunque no era raro verlo en samuráis montados. Queda, pues, la última variación de esta temible arma, hankyu un arco corto pensado sobre todo para el combate a caballo por su tamaño reducido.

Yari

La caballería es un bien preciado de los ejércitos en toda historia militar, pero tal como he explicado en este artículo, el combate montado tenía gran importancia en el antiguo Japón aunque realmente la aparición de este arma vino acaecida por la invasión del imperio mongol. El Yari es una lanza tradicional japonesa de hoja recta de longitud variable, podemos encontrarla de todos los tipos y tamaños, dependía del uso que se le quería dar y el rango de quien la empuñaba. En la gran mayoría de contiendas se contaba con un buen número de guerreros, normalmente ashigaru que se colocaban en aquellos puntos del combate que interesaba defender con intensidad, bien para detener la carga de jinetes enemigos o para cubrir posibles puntos flacos.

1d31e818398bb451cea96c64f8afaffd
Samurái posando junto a su Yari.

Se empezaron a fabricar de manera extensiva en el periodo Muromachi (siglo XIV), tomando como referencia a su antecesora el hoko una lanza cuyos materiales y formas son más básicos, y cuya principal diferencia reside en el encaje entre la hoja y la empuñadura: en el Yari, la hoja se introducía dentro del hueco del bastón de la empuñadura (de la misma manera que una espada), mientras que en el hoko se introducía el bastón dentro de la hoja provocando que muchas armas se partiesen por la mitad.

El Yari tomó tal importancia en el campo de batalla que se convirtió en el arma sobre la que se sustentaba todo ejército, ya que era de fácil manejo pero difícil de dominio y sobre todo, baratas de fabricar. Aunque grandes generales samuráis destacaron por su uso de la lanza. Entre ellos encontramos al famoso general de Tokugawa Ieyasu, Honda Tadakatsu, el cual bautizó su Yari como Tombokiri(Libélula).

Katana

Por fin llegamos al arma por antonomasia del guerrero nipón, alma del samurái, amante y amiga. Lo era todo para ellos consagraban su vida al arma.

Era un tipo de sable, curvado. Su tamaño normal rondaba el metro de longitud. Casualmente el modelo más famoso de esta arma es conococida como Oda Nobunaga, en honor al famoso Daymio unificador de Japón.

c06a5262c2a7291cbd33f5d9667ce836-guerrero-samurai-samurai-art
Samurái posando junto a su katan.

El origen de la katana japonesa se remonta a los siglos X-XII, cuando los chinos de la dinastía Song introdujeron en el país una espada curva llamada “El destripador de caballos”, nombre dado por ser un arma utilizada en combate contra la caballería pesada para destripar el vientre o atacar los cuartos delanteros del caballo. Esta arma evolucionó a lo largo de los años pasando por diferentes estados y nombres (Uchigatana, Okatana, Nodachi, Tachi).Pero no fue hasta la era de los estados en guerra que encontramos la popular forma de sable largo de un metro de longitud y de hoja curva afilada.

Debido a su excepcional forma, la katana era un arma pensada para el corte y no para la estocada, eso sí, debo señalar que su forma no fue pensada tal cual desde un principio sino que tras años de evolución y las diferentes técnicas utilizadas para forjarlas acabó teniendo esta popular y atractiva forma que tanto gusta a día de hoy como hace quinientos años.

Wakizashi

La wakizashi fue un arma esencial en el equipo común de todo samurai . Conocida como shoto (espada corta), forma parte de la pareja de espadas que se completa con la espada larga (katana o daitō). La hoja de la wakizashi mide entre treinta y sesenta centímetros y era la única arma que no se separaba del guerrero.

En la era Edo esta pareja de espadas (daisho) se consideraba el símbolo de la clase samurái, un objeto que aportaba prestigio. Normalmente las llevaban entre el hakama (pantalón de calle japonés tradicional) y el obi (un fajín anudado alrededor de la cintura).

pr599img1sma
Exposición de una katana junto a una wakizashi.

Esta indumentaria se popularizó en el periodo Muromachi (XIV-XVI). Este cambio obedece, entre otros motivos, a la restricción impuesta, por el shogunato, de llevar espadas largas en encuentros aristocráticos. Así pues, mientras la katana se dejaba fuera o lejos del guerrero, la wakizashi se convirtió en el arma esencial para defenderte ante el ataque de otros samurais o asesinos durante su vida cotidiana. La wakizashi había sido utilizada de manera muy intensiva en las grandes batallas de las épocas previas, popularizada sobre todo por el famoso guerrero Miyamoto Mushashi, pero en la paz que trajo la era Edo dejó de ser un objeto de batalla, para convertirse en un arma para la defensa propia. Esto dio a lugar que la wakizashi no fuese solo un arma portada por samurais sino también por ciudadanos comunes que la utilizaban ante posibles robos o ataques callejeros como defensa.

Fue un arma ideal para luchar en espacios cerrados y para sorprender al enemigo con un desenvaine rápido. Pero también se podía observar como muchos samuráis la utilizaban en combinación con la katana para atacar a puntos ciegos del enemigo o provocar que el contrincante se abriese y dejase al descubierto el costado.

Naginata

La naginata fue un arma de asta larga muy utilizada por la clase samurái, se aprovechaba su alcance para ganar espacio en batalla. Se considera una de las armas más poderosas del Japón feudal y ha sido muy popular en el anime.

La naginata tenía dos versiones, una masculina, ō-naginata y otra femenina, ko-naginata. La primera era mucho más larga y pesada, ideada para dañar armaduras y sesgar miembros con facilidad; la segunda era más manejable y se utilizaba sobre todo para la autodefensa. Se cree que su uso empezó en los templos de Japón como arma defensiva para el monje.

mujeres-con-naginata
Grupo de mujeres posando junto a sus naginatas.

La naginata fue especialmente popular en las guerras Gempei (1180-1185), alcanzando una posición muy importante en las tropas de los Minamoto y los Taira. Se empezó a utilizar como un arma útil para combatir la caballería, gracias a su longitud permitía relentizar a los jinetes y poder desemembrarlos, tanto a él como al caballo, sin demasiada dificultad.

La naginata se compara frecuentemente con la pica europea. Ambas son armas con aplicaciones militares muy parecidas, existiendo sin embargo más posibilidades tácticas en la naginata, que era más manejable, más corta y con la hoja curva, lo que le permitía más posibilidades a corta y media distancia. La naginata requería una gran fuerza para su correcto manejo, existiendo el juego con el centro de gravedad para lanzar movimientos ágiles aprovechando la inercia de cada golpe.

81ee4d5447ec9f09ca09f16169981f38
Samurái posando junto a su naginata.

En el periodo Edo (1603-1868) la naginata dejó de utilizarse en la gran batalla y quedó relegada a una posición más honorífica. En su lugar, el yari (muy similar a una lanza europea) tomó su posición. Las desventajas de la naginata son precisamente el gran tamaño de su hoja y el gran espacio que necesita para blandirse; esto hacía difícil organizar grandes grupos de soldados sin dañarse entre sí. El yari era más “especializado” y permitía tropas más numerosas para enfrentar a la caballería.

Sin embargo, las mujeres bushi guerreras continuaron utilizando su ko-naginata siglos después como símbolo de poder. Era habitual que la mujer tuviese que defenderse o proteger el hogar especialmente cuando el marido estaba fuera; la naginata fue para las mujeres como la katana para los hombres, un arma que llevar constantemente.

Bibliografía

Planellas Vidal, P. (2002). Enciclopedia de las armas japonesas. Barcelona: Alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s