La Caballería Polaca durante 1939

Visión general

A lo largo de los siglos la caballería ha sido una parte fundamental para los ejércitos. En el siglo XX con la aparición de las ametralladoras y la implantación de los fusiles de repetición el papel militar de esta comenzó a estar relegado a un segundo plano. A pesar de todo, en fechas tan tardías como en la década de 1930, existían unidades de caballería en casi todos los ejércitos europeos. El 1 de septiembre de 1939, la Alemania Nazi de Adolf Hitler comenzó la invasión de su vecina Polonia, y así se dio comienzo a lo que sería conocido más tarde como la 2ª Guerra Mundial.  El Ejército Polaco se moviliza para detener la invasión, pero los alemanes tiempo antes se habían asegurado el apoyo de los soviéticos, que también atacaron Polonia. El ejército de la joven República Polaca estaba siendo atacada por dos frentes.

El ejército polaco ante la invasión

En 1939, el Ejército Polaco contaba con un millón de soldados, 880 tanquetas (equipadas o con una ametralladora o con un cañón automático de 20 mm), 1334 aviones,  10 trenes blindados, 76 camiones y 5066 piezas de artillería. Su equipo principal eran fusiles mauser Kbk Wz. 29, fusiles ametralladores Browning Wz. 28, fusiles antitanque Maroszek Kb Ur Wz. 35 y pistolas Vis wz. 35. En general eran buenas armas para la fecha de 1939, pero el ejército tenía una gran deficiencia en vehículos a motor.

Soldados polacos desfilan antes de la guerra.
Soldados polacos desfilan antes del inicio de la guerra.

 El ejército desde su creación realizó numerosas reformas, el arma de caballería fue reorganizado en 1924, 1927 y 1937, durante 1939 se hicieron cambios de última hora. Según los datos de julio de 1931 la caballería estaba formada por 1.142 oficiales, 3.644 suboficiales, 27.781 soldados y 22.781 caballos.Estas unidades combatían normalmente desmontada como si fueran unidades de infantería, llegando incluso a guarecerse en sistemas de trincheras, pero la misión principal de la caballería siempre fue la de flanquear al enemigo y el reconocimiento del terreno. En la década de 1930, el estado mayor polaco comenzó la mecanización de estas unidades, pero solo la 10ª brigada fue equipada con tanquetas, ya que los otros vehículos blindados quedaron al mando de las Fuerzas Blindadas.

Unidad de caballería polaca durante unas maniobras en la década de 1930. Algunos de los jinetes aún porta lanzas, en 1939 habían quedado desechadas.
Unidad de caballería polaca durante unas maniobras en la década de 1930. Algunos de los jinetes aún porta lanzas, en 1939 habían quedado desechadas.

Los jinetes iban equipados de forma parecida a los infantes, pero tenían ciertas diferencias. Por supuestos estos regimientos y brigadas calzaban botas altas para montar y de prenda de cabeza utilizaban cascos franceses Adrian M1915 y M1926, debido a las compras que había hecho en el exterior después de la Gran Guerra. La lanza se había desechado a partir de la década de 1930, por ejemplo los alemanes lo hicieron en 1927. Como armamento principal los soldados llevaban mosquetones mauser M1898 y sables para las cargas, los oficiales solían portar una pistola Vis Wz. 35.

Polonia_caballeria_polaca_uniforme_ulano
Equipo de un soldado de caballería.
Polonia_caballeria_polaca_uniforme_oficial
Equipo de un oficial de caballería.

El desarrollo de los combates

La caballería polaca había sido primordial en la lucha contra los soviéticos a comienzos de 1920, por esto aún tenían un papel muy importante en las fuerzas armadas. En 1939, los alemanes habían avanzado con numerosos cuerpos y divisiones blindadas, algo que les dio la ventaja desde el principio. Una de las primeras acciones que llevó a cabo la Wehrmacht fue la conquista de la zona conocida como “Corredor de Pomerania”. El Ejército Polaco estaba colocado de forma que pudiera hacer frente a la invasión aunque el área era indefendible, pero al menos querían impedir que los alemanes la tomaran sin oposición. La 2ª y la 20ª División del XIX cuerpo de ejército al mando de Heinz Guderian comenzaron a presionar a las divisiones de caballería e infantería polacas, aunque lograron resistir un tiempo.

Plano de la invasión a Polonia. Señalado el "Corredor de Pomerania" también llamado el "Corredor Polaco".
Plano de la invasión a Polonia. Señalado el “Corredor de Pomerania” también llamado el “Corredor Polaco”.

A primera hora de la tarde del primer día de la invasión, 250 jinetes polacos rodearon a un batallón que estaba en un campo descubierto, los escuadrones de caballería se encontraban a unos 100 metros dentro del bosque, por lo que una carga con sable era sumamente factible. Así fue como estas unidades cargaron y crearon ciertas bajas al enemigo, aunque tiempo más tarde aparecieron los vehículos blindados ligeros alemanes que abatieron a 1/3 de los jinetes que participaron en la carga, incluso el estado mayor y el coronel que los comandaba murió en aquella acción. Las unidades polacas que se retiraron estaban equipadas con fusiles antitanque Wz. 35 que sin duda hubieran atravesado el débil blindaje de los vehículos alemanes, pero no fueron utilizados.

Vehículo ligero alemán Schwerer Panzerspähwagen, iban equipados con una ametralladora y un tanque de 20 mm.
Vehículo ligero alemán Schwerer Panzerspähwagen, iban equipados con una ametralladora y un tanque de 20 mm.

Caballería vs blindados ¿realidad o mito?

Estos combates que se dieron en los primeras días de la invasión dieron lugar a historias sobre como la caballería polaca había cargando con sus lanzas  y sables contra los vehículos blindados alemanes. Lo cierto es que esta visión es falsa, nunca ocurrieron tales hechos y si ocurrieron no fueron en la situación de una batalla o un choque entre el animal y la maquina. Algunos autores hablan de como algunas unidades de caballería para evitar ser capturadas si cargaban a la desesperada para intentar huir.

Lámina que representa una carga de caballería polaca contra vehículos blindados alemanes.
Lámina que representa una carga de caballería polaca contra vehículos blindados alemanes.

La propaganda del régimen nazi elaboró el mito sobre estas cargas suicidas polacas. Los polacos también creyeron estas historias como signo de la valentía de sus jinetes y de su arrojo en la batalla. Después de estos hechos, lo cierto es que la caballería siguió actuando de buena manera, incluso gracias a este cuerpo y a un tren blindado artillado, las tropas polacas lograron derrotar a los alemanes en la Batalla de Mokra el 1 de septiembre, y los hicieron retroceder a sus posiciones iniciales, y eso que los alemanes eran más numerosos en material y hombres.

Conclusión sobre el uso de la caballería

La conclusión de los especialistas militares alemanes fue que la era del jinete había acabado para siempre. Aunque era una realidad que la caballería estaba siendo sustituida rápidamente por medios acorazados, antes de su ocaso final se realizaron dos cargas más. El 16 de enero de 1942,  en Filipinas, el 26 regimiento de Caballería de Exploradores Filipinos se lanzó contra las líneas japonesas disparando sus pistolas Colt M1911, la acción fue valiente pero condenada al fracaso, ya que los japoneses finalmente rechazaron el ataque. La última carga de caballería se realizó el 24 de agosto de 1942, fue realizada por el regimiento de caballería italiano Saboya, armados con sables y granadas se enfrentaron a más de tres batallones soviéticos. La carga fue todo un éxito y logró infringir una derrota al enemigo, causándole 150 muertos, 300 heridos y 600 prisioneros.

Soldados del regimiento de dragones Saboya en plena carga en las estepas rusas.
Soldados del regimiento de dragones Saboya en plena carga en las estepas rusas.

FUENTES:

http://blitzkrieg2gm.blogspot.com.es/2013/02/la-carga-de-la-caballeria-polaca-en.html

https://aforjar.wordpress.com/2014/01/28/krojanty-1939-el-desastre-de-la-caballeria-polaca-detras-del-mito/

http://www.militar.org.ua/blog/la-caballeria-polaca-en-la-segunda-guerra-mundial/

http://www.eurasia1945.com/batallas/contienda/invasion-de-polonia-2/

Steven Zaloga, Soldados de la Segunda Guerra Mundial: El Ejército Polaco, Osprey Publishing.

Steven Zaloga, La invasión de Polonia. Blitzkrieg, Osprey Publishing.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s